Blog Omnicanal

Adelántese al comercio electrónico: Piense en comercio omnicanal

Hace 2 meses

El comercio electrónico ha cambiado. Para muchos esta modalidad de compra se da cuando se adquiere un producto o un servicio a través de la Web. Pero en los último años se ha visto la necesidad de integrar los diferentes canales con el objetivo de brindarle más experiencias positivas a los clientes. Esto se conoce como el comercio omnicanal y es el futuro – por no decir que ya es el presente - de las compras y el comercio.

El objetivo final del comercio omnicanal es brindarle diversas opciones al consumidor al momento de adquirir un producto. Con el internet y la web, los consumidores han cambiado la manera en la que adquieren productos y los clientes ahora tienen la posibilidad de comprar por diferentes medios como físicamente en una tienda, a través de un catálogo, por el sitio web o por teléfono. Estos son solo alguno de los canales por los que los clientes pueden adquirir productos.

En este punto la omnicanalidad entra a jugar un papel muy importante, ya que su empresa necesita un sistema que permita tener acceso a la información a través de cualquier canal, para que en ninguno de estos canales el cliente se lleve una mala experiencia. Anteriormente no existía integración entre los diferentes canales y eso hacía que el cliente no tuviera total claridad sobre los productos, promociones, y programas de puntos que el comercio ofrecía.

A raíz de esta amenaza surgió la necesidad de crear un sistema que integrara todos los canales con dos objetivos principales: 1. Que el cliente sepa qué productos están disponibles y 2. Que la empresa supiera que no ofrecerle a los clientes para no brindarles falsas expectativas y una mala experiencia.

Al integrar los canales la empresa podrá realizar un seguimiento para asegurar que los problemas y los requerimientos de los clientes en tiempo real. Otro punto a favor de la integración de los canales es que le permite a la empresa segmentar y realizar campañas personalizadas y de esta manera se logra tener una visibilidad de 360 grados de todos los clientes para posteriormente trabajar campañas que los fidelicen con la marca.

Hoy por hoy los consumidores han cambiado la manera como adquieren productos y servicios. Es normal que la primera búsqueda se realice a través del celular, el computador, un catálogo, o una tienda, pero que la compra se complete por un canal distinto al inicial. En ese punto radica la importancia de tener todos los canales alineados e integrados. Por eso es vital tener un sistema que permita integrar todos los canales, para que el cliente no se vea afectado por una experiencia negativa.